Haras, cuando hay que recurrir a pruebas diagnósticas invasivas