Lula ya no tiene dolor

Lula ya no tiene dolor

A pesar de lo que muchos puedan pensar a veces, tras una operación en la que un perrito sufre una amputación, el animal gana en calidad de vida, deja de sufrir fuertes dolores y vuelve a ser feliz.

Lula es una mestiza de 10 años con un osteosarcoma en el fémur de la extremidad posterior izquierda. El único tratamientoposible para eliminar el dolor que le producía el tumor era la amputación y ¡ahora está genial! No hay más que ver su cara de felicidad y su vitalidad.

Lula acudió al Servicio de Oncología de VETSIA remitida por el veterinario de su clínica habitual. Comenzó cojeando de la extremidad posterior izquierda, mejoró con antiinflamatorios, pero no se recuperaba del todo. Al realizarle radiografías de la patita, se observó una lesión en el fémur distal con reacción perióstica, pérdida de la definición corticomedular que podría ser compatible con un tumor. Para poder hacer un diagnóstico más preciso, se realizó una biopsia de hueso, con la que se diagnosticó un osteosarcoma osteoblástico.

Este tipo de tumor es muy frecuente en huesos largos y razas grandes. Es muy agresivo y con frecuencia produce metástasis que hace que el animal sufra mucho dolor. Para asegurarnos de cuál sería el mejor tratamiento, le realizamos a Lula un TAC de torax, ya que es la prueba más sensible para detectar metástasis pulmonares; una analítica sanguínea completa y una ecografía abdominal. Por suerte, no encontramos metástasis, por lo que la amputación de la extremidad se convirtió en la mejor opción.

Al tratarse de un tumor muy agresivo, cuando Lula se recuperó de la cirugía, comenzamos con un tratamiento quimioterápico, para retrasar el máximo tiempo posible la aparición de metástasis.

Lula está tolerando la quimioterapia sin ningún problema, y actualmente se encuentra fenomenal, con una calidad de vida muy buena y, por fin, sin dolor.

Leave a Reply

Your email address will not be published.