Simba: un gato con cardiomiopatía hipertrófica

Simba: un gato con cardiomiopatía hipertrófica

Hoy os traemos el caso de Simba un gato British Shorthair de 2 años de edad, al que diagnosticamos con una cardiomiopatía hipertrófica en noviembre.

Gracias a la buena monitorización que hizo la propietaria de la frecuencia respiratoria en reposo, detectaron enseguida que Simba tenía taquipnea.

Acuden con él de urgencias a VETSIA y, tras realizarle radiografías de tórax, observamos patrón alveolar y dilatación de atrio izquierdo.

Por ello, se procede a su estabilización con protocolo de edema cardiogénico y rápidamente vemos mejoría, tanto clínica como radiológica.

El aumento de la frecuencia respiratoria en reposo es el signo más precoz que tenemos para detectar un edema cardiogénico.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.